El Viaje de una Madre con un Hijo Diferente -una montaña rusa de emociones 

Has tenido esa sensación de estar en la punta de una montaña rusa y que ya pronto vas a caer? Asi me sentí por un buen tiempo en el momento que se despertaba mi hijo. Empezaba una batalla muy difícil de librar. Tirar el desayuno, gritos, enojo casi incontrolable, llantos, peleas, Depresión.

Después del diagnóstico de epilepsia en mi hijo nos dimos cuenta que no tenía daño cerebral ( gracias Dios❤️) pero si lo evaluamos psicológicamente. En un año, descubrimos que su epilepsia si le causa una sobrecarga en sus neuronas lo que se traduce en déficit de atención, hiperactividad , dislexia, disgrafía y entrar dentro del lado activo del espectro autista mas conocido como Aspergers. Esta parte es leve pero aun asi me volvia loca ( voy a pretender que ya no tanto 😜).

Manías, ira, patrones repetitivos, frustración. Por todo esto pasaba mi hijo, y yo honestamente, solo pensaba que debía castigarlo.Todo esto fue antes de descubrir lo que decribi anteriormente. Yo No comprendía porqué una semana, el amaba comer huevo y la otra lloraba si lo miraba en su plato. No comprendía porque lloraba de pequeño cuando alguien intentaba abrazarlo. No comprendía porque prefería dormirse abajo de la cama antes que saludar a una visita. No comprendía porque no podía leer a los siete años aún, no comprendía porque al regresar de un cumpleaños su mayor alegría era clasificar los dulces por color… Y ay de aquel que los desordenara!

Todo esto difícil de entender, y aparte dificil de sobrellevar porque había impuesto sobre mí misma una gran carga. La carga de “yo puedo hacerlo, puedo criar hijos casi* perfectos”. Ya tenía una hija dos años mayor que el, bien portada, dulce, estudiosa. Y el tercer hijo era un bebé tranquilo y “fácil “. Mi mente estaba cerrada al hecho de que mi hijo era diferente, y que necesitaba ayuda. Y reconocer que yo NO era la ayuda que el necesitaba fue lo mas doloroso que pude sentir.

Ustedes saben, como mamás; lo que sentimos cuando nuestros hijos hacen o no hacen cosas porque “nosotras se lo hemos enseñado “, es una gran presión.

Hasta el día que lo lleve a la escuela para dificultades de aprendizaje. Decidimos junto con la neuróloga NO medicarlo para sus deficits, solo para la epilepsia. Y siendo una madre que da educación en casa, no quería ver morir la personalidad de mi hijo en el proceso de aprendizaje. Así que lo llevamos a la escuela y terapia conductual…. Y por ahora sólo les diré que lloré tooodo el día. Me sentía la peor madre del mundo por NO PODER LIDIAR CON SUS DIFICULTADES.

Mamá, DIOS AMA A TU HIJO/A, MAS DE LO QUE TU LE AMAS. Dios no espera Perfección de Ti ni de tu Hijo/a. Él quiere un corazón humilde para moldearlo a Su Voluntad. NO te rindas, y me lo digo a mi misma todavía.

Ora incansablemente por tu hijo/a. Dios te escucha con ternura. Dios sabe lo que sientes y no invalida tus sufrimientos. Las pequeñas victorias SIEMPRE SON VICTORIAS.

Pero de una cosa estoy seguro: he de ver la bondad del Señor en esta tierra de los vivientes.

‭‭Salmos‬ ‭27:13‬ ‭NVI‬‬

Decide ver la Bondad de Dios que SI te rodea hoy y no dejes de esperar en El ❤️

Un abrazo!!

Gaby 😊

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s